Las lesiones más frecuentes en la práctica del esquí

Las lesiones más frecuentes en la práctica del esquí

23 abril 2010

las-lesiones-mas-frecuentes-en-la-practica-del-esqui

El esquí es un deporte que alcanza grandes velocidades en trayectos que suelen estar muy concurridos, por lo que las caídas y choques son algo frecuente.

Este deporte está expuesto a una serie de riesgos que aumentan con la falta de entrenamiento, la fatiga, la imprudencia, la falta de estado físico, entre otras.

Hay ciertos factores de riesgo que siempre están presentes en el esquí:
- Mantos de nieve floja y pesada: esta es una superficie de riesgo que provoca muchas lesiones en las extremidades inferiores. Este tipo de terreno es propicio para que los esquíes se atasquen en la nieve, lo cual favorece la producción de lesiones en la rodilla y el tobillo.
- Hielo: puede ocasionar resbalones de los esquíes, aumentando el riesgo de recibir lesiones en las extremidades superiores.

 

Lesiones de rodilla:

Este es el punto débil del esquiador, es donde más comunes son las lesiones. La rotura de ligamentos es la más común de las lesiones de rodillas. Algunas de estas lesiones se curan con aparatos ortopédicos, pero otras requieren de cirugía.

Uno de los indicadores de que se ha producido una rotura de ligamento en la rodilla es el sonido característico (pop), seguido por una gran hinchazón.

Hay una serie de movimientos perjudiciales que favorece la lesión:
- Colocación del brazo ascendente detrás.
- Pérdida del equilibrio hacia atrás.
- Colocación de la cadera en un nivel más bajo que las rodillas.
- Eliminar el peso en el esquí ascendente.
- Mayor peso en el borde interior del esquí descendente.

consejos para una respuesta apropiada a los accidentes:
- Intentar poner los brazos hacia delante.
- Juntar los esquís.
- Intentar mantener las manos sobre los esquís.

 

Otras lesiones:

Existen otras lesiones típicas del esquí que vienen relacionadas con los hombros y que son ocasionadas por las caídas en las que rodamos varias vueltas, que pueden provocar dislocaciones o lesiones musculares.

La rotura de ligamentos del pulgar o el índice ocasionados por un atasco del bastón entre los dedos es otra lesión frecuente en este deporte.

 

Prevención de accidentes:

El entrenamiento apropiado es una de las mejores maneras de prevenir los accidentes de esquí. Además, un cuerpo entrenado es más fuerte y resistente a los golpes y lesiones.

Estadísticamente se registra que el mayor número de lesiones se produce en las primeras y en las últimas bajadas cuando los músculos están fríos o cansados. Para evitarlo, realizaremos siempre un calentamiento previo a la jornada de esquí para preparar los músculos. Al terminar la jornada, haremos ejercicios de estiramiento para aflojar los músculos.

También intentaremos prevenir el cansancio, lo que haremos comiendo y bebiendo adecuadamente antes de esquiar. Para mantener lubricados los músculos y articulaciones es necesario beber cada hora, esto evitará lesiones.

El conocimiento de las técnicas de caída evitará lesiones:
- No endurecer completamente las piernas al caer.
- Mantener las rodillas parcialmente flexionadas.
- No intentar levantarse hasta que el deslizamiento termine.
- No caer sobre la mano.
- Mantener los brazos hacia delante y hacia arriba.
- No saltar hasta saber dónde y cómo parar.

Estas recomendaciones contribuyen a reducir las lesiones, pero no son infalibles.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen