Hipotónicas, isotónicas e hipertónicas

Hipotónicas, isotónicas e hipertónicas

17 mayo 2009

Se llaman bebidas deportivas a aquellas que tienen gran capacidad de rehidratación. Pueden dividirse en dos categorías principales: bebidas para reponer líquidos o bebidas de carbohidratos.

Las primeras se tratan de soluciones diluidas de electrolitos (aunque el único de ellos que tiene importancia es el sodio) y azúcares (carbohidratos). Los azúcares que se añaden más comúnmente son la glucosa, sacarosa, fructosa y polímeros de glucosa (maltodextrinas). El propósito principal de estas bebidas es reponer el líquido más rápidamente que el agua, aunque los azúcares extra también ayudarán a mantener los niveles de azúcar en la sangre y ahorrar glucógeno.

Las bebidas de carbohidratos (energéticas) proporcionan más carbohidratos en su composición cada 100 ml que las primeras, a una osmolaridad más baja o igual que la misma concentración de glucosa, también aportando líquidos y usando principalmente polímeros de glucosa (maltodextrinas).

Hipotónicas, isotónicas e hipertónicas

Bebidas hipotónicas, isotónicas e hipertónicas

Existen en el mercado gran cantidad de marcas comerciales que fabrican diversas bebidas para deportistas. En general, se pueden clasificar en tres:

1- Las bebidas hipotónicas son aquellas que presentan una concentración de solutos (sustancias disueltas en el líquido, como hidratos de carbono y electrolitos, como sodio y potasio) inferior a la del plasma sanguíneo, es decir, están menos concentradas que el plasma y por ende se absorben más rápido que el agua.

En general, tras ejercicios moderados que duran menos de una hora, no es necesario un aporte extra de electrolitos, siendo suficiente beber simplemente agua antes, durante y después del ejercicio para conseguir una adecuada hidratación. El agua, en combinación con una dieta equilibrada, ya proporciona al organismo los niveles necesarios de electrolitos.

2- Las bebidas isotónicas poseen una concentración de solutos igual a la del plasma y, por consiguiente, son absorbidas tanto o más rápidamente que el agua, proporcionando el equilibrio Ideal entre rehidratación y reabastecimiento. Si el ejercicio es intenso, el ambiente es caluroso o se suda mucho, tomar una bebida isotónica ayuda a reponer líquidos, electrolitos y energía (glucosa), perdidos durante el esfuerzo. Ayuda a retrasar la fatiga, evitar lesiones por calor (calambres), mejorar el rendimiento y acelerar la recuperación.

Las bebidas isotónicas sirven también para acelerar la recuperación en caso de diarrea, ya que al ser su composición similar al suero oral que se vende en farmacias, y siendo de mejor sabor, suelen ser mejor toleradas, convirtiéndose en la mejor forma de beber líquidos para quienes son reticentes a beber agua sola, como niños y ancianos.

3- Las bebidas hipertónicas tienen una concentración superior a la del plasma, lo que hace que se absorban más lentamente. Son apropiadas para esfuerzos prolongados realizados en tiempo frío, donde la pérdida de sudor es pequeña y no se necesita compensar tantos líqui¬dos, pero sí es preciso un aporte extra de carbohidratos.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen