El entrenamiento en el Rugby

El entrenamiento en el Rugby

8 abril 2010

el-entrenamiento-en-el-rugby

El rugby es un deporte que tiene raíces comunes con otros juegos de balón. El deporte nació en Inglaterra y se estableció en 1871. Se distingue del fútbol por el uso de las manos, la frecuencia del contacto físico, los medios para ganar la posesión y la marca, la pelota que es ovalada. La duración del partido es de 80 minutos, más el tiempo adicionado por el árbitro.

Sus tasas de trabajo son menores que las del fútbol, pues tienen períodos de recuperación mayores que los de ejercicio. El juego involucra el metabolismo aeróbico y el programa de acondicionamiento debe estar orientado en este sentido. Todas las posiciones de juego demandan fuerza muscular. Los jugadores de elite o backs son delgados, pero los de juego de line-out o fowards requieren de una talla importante. Se recomienda que los jugadores realicen preparaciones especiales para condiciones climatológicas extremas: calor, frío, humedad, altitud.

El entrenamiento del rugby se compone fundamentalmente del trabajo de desarrollo muscular de piernas y hombros (sentadillas y press como base) junto a un trabajo de resistencia aeróbica y velocidad.

Las demandas físicas para los jugadores dependen de la posición que ocupan. El tipo y frecuencia de entrenamiento varían de acuerdo al nivel del juego. El rendimiento de los jugadores está influenciado por la táctica, la interacción, la habilidad de los jugadores. Los requerimientos del juego incluyen fuerza muscular, agilidad, velocidad de reacción, potencia aeróbica y anaeróbica.

Hay factores ambientales que influyen en la eficacia del juego, los partidos jugados en invierno, donde el frío y la humedad entorpecen el manejo de la pelota. Para estos casos es aconsejable el uso de guantes diseñados especialmente, para mantener la temperatura de las manos y preservar la destreza manual. El frío también favorece la aparición de lesiones durante el juego.

En condiciones de frío, es fundamental el calentamiento previo que debe incluir ejercicios de flexibilidad con movimientos similares a los que se utilizan en el juego.

En condiciones de calor, los jugadores son susceptibles al estrés por calor y están expuestos a la deshidratación debido a la copiosa sudoración durante los encuentros.

 

Las características físicas de los jugadores en el entrenamiento de rugby:

Las características físicas de los jugadores dependen de su posición, los forwards suelen ser 20cm más altos que los backs. La masa corporal es importante para el tackleado. Los forwards necesitan una masa corporal magra y pueden requerir de programas de control de peso.

La fuerza muscular es necesaria para una serie de actividades durante los partidos debido a la naturaleza de contacto de este deporte.

Las rutinas de entrenamiento incluyen: ejercicios de prensa de banca, ejercicios de prensa vertical, flexo-extensiones con aplauso, sentadillas.

El estilo de vida de los jugadores de rugby alterna períodos de entrenamiento sistemático con períodos de desentrenamiento fuera de temporada. La nutrición de estos jugadores ha sido desatendida tradicionalmente, con un consumo excesivo de proteínas y ausencia de consumo de carbohidratos en las primeras horas luego del ejercicio, lo que enlentece la recuperación. Esto se alterna con un frecuente consumo de alcohol.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen