Recuperar músculos

Consejos para recuperar los músculos después de correr

23 agosto 2011

El atletismo es uno de los deportes más exigentes y duros para los músculos y las articulaciones. Por este motivo es necesario que después de un buen entrenamiento se realicen algunos pasos para recuperar antes y mejor, especialmente si el entrenamiento es largo o muy intenso. Solo hace falta tomarse unos minutos después de cada ensayo.

Es muy importante que cuando se está corriendo no se pare de golpe el entrenamiento para irse a la ducha. De la misma manera que el calentamiento nos permite entrar en actividad de forma progresiva y sin riesgos de lesión, una adecuada y progresiva vuelta a la quietud nos ayudará a eliminar antes muchos de los desechos del catabolismo, al mismo tiempo que hará que nuestras fibras musculares se repongan más rápidamente.

En este proceso de volver a la calma incluimos los estiramientos para recuperar, los cuales no se realizan con la intención de mejorar la amplitud de movimiento, sino que los hacemos con el objetivo de descargar tensión de los músculos, ya que después de estar un rato largo contrayéndose tienden a quedar algo contracturados.

Para ello es necesario hacer estiramientos de mediana intensidad entre 15 y 20 segundos. Esto a la larga también colaborará para que el flujo sanguíneo llegue a todas las células musculares sin problemas.

Otra buena medida para ayudar a recuperar nuestras piernas es la aplicación de frío sobre las mismas, ya que el mismo es un antiinflamatorio natural que impedirá que aquellos músculos o zonas más exigidas durante el entrenamiento se inflamen excesivamente, evitando de esta manera que tengamos molestias después de realizar los ejercicios.

Por lo tanto, una buena solución puede ser tomar un baño frío, o simplemente sumergir las piernas en agua fría entre 5 y 10 minutos, ya que con esto estaremos reduciendo la inflamación muscular y las molestias.

Otro factor que puede ayudar a recuperar el flujo sanguíneo a nivel muscular es el calor, el cual puede aplicarse solo o combinado con el frío en baños de contraste. Esto hará que lleguen más nutrientes a las células y los procesos de regeneración se aceleren. Generalmente el calor o los baños de contraste se realizan a las pocas horas de finalizar el entrenamiento. De todos modos, esto depende de cada persona y de su capacidad de adaptarse a cada una de las medidas.

Otro método muy efectivo para mejorar la recuperación después de un esfuerzo físico son los masajes, aunque hay que saber realizarlos. Lo mejor es que los masajes nos los dé otra persona, pero en caso que esto no sea posible lo podemos hacer nosotros mismos, siempre realizándolos en sentido al corazón.

En el caso de las piernas lo que se debería hacer es amasar o friccionar los músculos de abajo hacia arriba, haciendo uso de algún aceite para facilitar la acción. Los masajes son buenos porque ayudan al retorno venoso y a estimular los procesos de recuperación.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen