Consejos para entrenar en invierno

Consejos para entrenar en invierno

28 junio 2011

a

En aquellos países donde el invierno puede ser largo y frío, ejercitarse puede ser algo muy complicado para aquellos que no están acostumbrados (incluso los que sí lo estamos sufrimos bastante) por eso hoy les traigo algunos consejos para entrenar en invierno. Para los que sigan una dieta regular y vigilen su peso, el invierno puede ser una época complicada ya que debido a una actividad física menor y la necesidad de tener más grasa corporal para amortiguar el frío, ganar algunos kilos es algo común.

Sin embargo pueden evitar eso incrementando el tiempo en que se ejercitan (si tienen una rutina de una hora, añadan media hora más) para que la primavera y luego el verano los encuentren en buena forma. Entiendo que puede ser desmotivante ir al gimnasio los días fríos y por eso es conveniente que intenten encontrar ejercicios para hacer en su casa que les sirvan de reemplazo para aquellos que hacen fuera.

Una barrra, una colchoneta y pesas de mano son más que suficientes para mantenerse ocupados los días que no puedan o quieran salir. También deben recordar que en invierno es más importante que nunca el calentamiento, ya que si el cuerpo no ha alcanzando la temperatura adecuada antes de realizar los ejercicios, pueden producirse desgarros y otros problemas.

El frío no debe detener el entrenamiento

Para seguir entrenando lo esencial es la disciplina, ya que nada puede lograrse sin la mentalización apropiada. Primero que nada es importante aceptar que el cuerpo no va a querer moverse ya que es natural querer estar inactivo en los momentos de frío extremo. Sin embargo la voluntad puede mover montañas y en este caso moverlos a ustedes ya que deben decidir que les importa más, quedarse cómodos y calientes o mantenerse en una buena condición que les traerá beneficios el resto de sus vidas.

Esto no significa que tengan que pasar frío, solo que deben aceptar este inconveniente como un obstáculo superable y no una barrera que los vuelva completamente sedentarios. Si eso no es suficiente piensen que si se dejan estar, es probable que tarden meses en perder el peso que ganaron y recuperar la masa muscular perdida.

Si cuentan con el suficiente espacio y el equipo apropiado, no hay nada que no pueden hacer en su hogar que no reemplace, al menos parcialmente, lo que el gimnasio les ofrece. Una bicicleta fija es la opción perfecta para los días fríos ya que pueden reemplazar la caminata con media hora de actividad en ella sin siquiera salir de su hogar.

También recuerden cuidar su dieta, teniendo siempre a mano frutas y snacks bajos en grasas para satisfacer el hambre que pueda atacarlos y que podría hacerlos ganar unos cuantos kilos antes de que se den cuenta. Los líquidos también son esenciales y un buen té caliente nunca viene mal para levantar la temperatura del cuerpo sin agredirlo con cafeína.

Finalmente pueden permitirse un día libre a la semana (opcional, no obligatorio) para aquellos días tan fríos y desoladores en los que realmente no quieran hacer nada. Con estos consejos verán que la primavera no tardará en llegar y con ella, el deseo de estar más tiempo al aire libre y ejercitarse de forma aún más regular.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen