Como se produce un desgarro

Como se produce un desgarro

11 mayo 2011

Tanto los atletas como los aficionados al fitness y al deporte temen mucho a los desgarros ya que a pesar de no ocasionar secuelas permanentes si fuerzan a un período de recuperación que puede extenderse hasta tres semanas en los casos más graves, algo que muchos consideran una eternidad.

Hoy intentaré explicarles como se produce un desgarro y que medidas pueden tomar para evitarlo, aunque muchos sabrán por experiencia propia que no hay aviso hasta que sienten ese intenso dolor aguijoneándoles el músculo e impidiéndoles retraerlo.

En términos médicos el desgarro o distensión muscular es una lesión del tipo traumática en la que ocurre un desgarro (completo o parcial) de un cierto número de fibras musculares. Cabe mencionar que no solo las fibras musculares pueden verse afectadas ya que el desagarro también puede alcanzar el tejido conjuntivo y los vasos sanguíneos circundantes.

En el caso de que estos últimos sufran lesiones, un hematoma se formará en la zona afectada y se verá comprometida la nutrición del músculo y la eliminación de los residuos originados en la actividad muscular.

Piernas y espalda son las zonas más vulnerables

Los músculos de las extremidades (especialmente las inferiores) son comúnmente los que más sufren esta clase de lesiones. La espalda es otra zona de gran incidencia. Las clases de músculo más afectadas son generalmente aquellas con una estructura compleja o poli articulares.

Los desgarros son vistos en aquellos deportes o actividades que tienen movimientos bruscos e intensos, tales como el fútbol, atletismo, etc. Las posibilidades de sufrir este tipo de lesión se ven incrementadas por la falta de calentamiento o entrenar sin el conocimiento y/o la supervisión adecuada.

Una dieta adecuada también es importante para ayudar a construir un tejido muscular más fuerte. En aquellos deportes donde haya períodos de inactividad forzada es importante mantener el calentamiento, algo que se puede lograr fácilmente con prendas de abrigo.

Dependiendo de la cantidad de fibras musculares que se rompan, la gravedad del desgarro. Existen 3 grados de distensiones, grado 1 (leves), grado 2 (moderados) y grado 3 (graves o completos) las cuales deben ser evaluadas por un profesional, ya sea un médico atlético o kinesiólogo para determinar el régimen de tratamiento ideal. Aun así la gran mayoría de los desgarros son de grado 1 o 2, consistiendo en una rotura parcial de pocas fibras.

La valoración de la lesión dictamina el curso a seguir y a aquellos impacientes por volver a la actividad apenas lo crean conveniente y en contra del consejo de los especialistas, les recuerdo que es vital que dejen que la cicatrización ocurra sin interrupciones.

Esto no solo se debe a que el desgarro debe sanar bien para que puedan volver a la actividad sin secuelas sino que también las zonas mal cicatrizadas pueden quedar débiles y ser objeto de nuevas lesiones.

Hay (1) comentarios:

  1. 'Thù Shìcàà Gb :$

    20 de junio de 2011

    Mmm…..No Cacho Naa! xDD ¬¬..!

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen