Mantenerte en forma en el trabajo

Cómo mantenerte en forma en el trabajo

5 julio 2012

Cómo mantenerte en forma en el trabajo

Uno de los grandes males de la actualidad es el sedentarismo y mucho de ello se debe a la cantidad de horas que debes pasarte sentado en una oficina. Pero no todo está perdido, aún desde tu escritorio puedes practicar ejercicio físico.

Hay una variedad de ejercicios y rutinas que puedes poner en práctica en el trabajo o de camino a él, para quemar calorías y mantenerte en forma.

Consejos para practicar en el trabajo

Ya antes de iniciar la jornada laboral puedes comenzar con el ejercicio físico, de camino a tu trabajo. Puedes sustituir el aburrido trayecto en tren o bus por una caminata o un paseo en bicicleta, si las distancias lo permiten. De no ser así, puedes bajarte antes del destino y caminar el resto del camino. Si viajas en automóvil, puedes utilizar un estacionamiento que diste algunas cuadras de tu trabajo para obligarte a caminar cada día.

Es un hecho que se queman más calorías estando de pie que sentado, por lo que deberías aprovechar todas las oportunidades que tengas para permanecer de pie, cuando tomas un café, almuerzas o hablas por teléfono, son excelentes oportunidades.

A la hora del descanso, en lugar de quedarte en la cafetería y comerte algún dulce, puedes salir a la calle y dar una caminata que te permita despejarte y hacer ejercicio al mismo tiempo.

Las mancuernas y bandas de resistencia te permiten ejercitar la musculatura de tus brazos en los momentos libres, al tiempo que alivias el estrés. Puedes guardarlas en una gaveta de tu escritorio y utilizarlas cuando desees.

Olvídate de los ascensores. Desde ahora sólo utiliza las escaleras, verás que al cabo de unos días, tus piernas se tornan más firmes y tu resistencia cardiopulmonar mejora.

Los ejercicios isométricos (anaeróbicos) pueden practicarse sentado frente a un escritorio, aunque no lo creas. Contrae los abdominales durante 30 segundos, respirando de manera natural y luego afloja. Repite varias veces al día. Otro ejercicio isométrico que puedes realizar consiste en contraer los músculos de las piernas y los glúteos, durante 60 segundos.

Para quienes cuentan con una oficina privada las alternativas se amplían. Puedes tener una pelota de fitness en tu oficina y mejorar el tono muscular y el equilibrio.

Si las condiciones de tu trabajo lo permiten, puedes instalar una cinta de correr en la oficina o una bicicleta fija. Hay empresas que están abiertas a incorporar elementos que favorezcan la salud de sus empleados, tal puedes sugerir que se instalen estos aparatos en la empresa, para beneficio de todos los empleados.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen